Pasar al contenido principal
banner
Inmunología y reumatología

Síntomas y tratamiento para la gota

Por: Dr. Wendy Guisela Sotelo Diaz
4 de Enero · 10 visitas
Comparte en:

La gota es una enfermedad articular inflamatoria que responde a elevadas concentraciones de ácido úrico en la sangre que puede afectar con frecuencia a hombres jóvenes y a mujeres después de la menopausia. Esta enfermedad se puede prevenir.

El tratamiento para la gota se enfoca principalmente en el alivio de los brotes agudos actuales y prevenir posteriores.

 

Los ataques de gota pueden ser repentinos y la sensación en el lugar donde aparece es de ardor, hinchazón y sensibilidad extrema. Aprende a identificar de qué se trata a continuación:

Síntomas de la gota

  • Dolor intenso repentino, descrito por los pacientes como agudo y opresivo, generalmente en horas de la noche.
  • La articulación se pone caliente y muy roja.
  • hinchazón y extra sensibilidad.
  • Piel en la zona brillante y tirante.
  • Puede dar fiebre.
  • Movimiento limitado de la articulación afectada.
  • Molestia persistente.

Causas de la gota

La principal causa de la gota es la elevada concentración de cristales de ácido úrico que se acumulan en las articulaciones. A su vez, esta alza del ácido úrico puede tener su origen en:

  • Disminución de la excreción renal del ácido úrico.
  • Consumo elevado de alimentos ricos en purinas o alcohol.
  • Producción excesiva de ácido úrico.

La gota también puede ser hereditaria o presentarse después del consumo de medicamentos que regulen los niveles de ácido úrico en el organismo, como los diuréticos. También es más frecuente en personas con enfermedad renal, diabetes, obesidad, anemia, leucemia y otros cánceres en la sangre.

Factores de riesgo de la gota

El factor de riesgo de la gota, va estrechamente ligado a todos aquellos factores que influyen en la elevación el ácido úrico en la sangre. Estos son:

  • Alimentación: si comes principalmente carne roja y mariscos, bebidas endulzadas con fructosa, y/o consumes mucho alcohol, aumenta el riesgo de padecer gota, puesto que estos alimentos elevan los niveles de ácido úrico a través de la purina.
  • Peso: un organismo con sobrepeso produce más ácido úrico, lo cual dificulta más a los riñones el proceso de eliminarlo.
  • Otras enfermedades: Algunas condiciones previas de salud aumentan el riesgo de padecer gota, como: presión arterial, diabetes, enfermedades renales y síndrome metabólico.
  • Antecedentes familiares de gota.

 

Tratamiento para la gota

  • El tratamiento para la gota tiene 3 objetivos:

    1. Aliviar brotes agudos de inflamación
    2. Prevenir brotes futuros
    3. Evitar la formación de nuevos depósitos de ácido úrico

    Por esta razón el tratamiento para la gota se enfoca en utilizar medicamentos antiinflamatorios o analgésicos en caso de dolor muy severo. También, el tratamiento para la gota comprende el uso de fármacos para reducir las concentraciones del ácido úrico en la sangre.

    Consulte a su médico sobre cuáles medicamentos específicos debe tomar en caso de padecer este trastorno y comenzar su tratamiento para la gota bajo supervisión médica. Evite la automedicación.

     

    ¿Cómo controlar un brote de gota?

    Además del tratamiento para la gota con medicamentos indicados por su médico tratante, hay algunas cosas que puede hacer para aliviar los síntomas.

    • Mantenga el cuerpo hidratado.
    • Evite el consumo de alcohol y de alimentos altos en purinas como las carnes rojas y los mariscos.
    • Eleve la articulación que está siendo afectada por la gota.
    • Use bandas de gel frío o hielo para enfriar la articulación.
    Alimentos con bajos niveles de purina para prevenir la gota

     

    La Arthritis Foundation de Estados Unidos elaboró un listado de alimentos de acuerdo con sus niveles de purina. Esta lista puede ayudar a los pacientes a elegir aquellos que tengan niveles moderados o bajos, en vez de aquellos que tienen altas concentraciones de purina y que elevarían más fácilmente el ácido úrico, causando la gota.

     

    Alimentos que contienen niveles insignificantes de purina: Frutas, frutos secos, leche, huevos, queso, verduras, cereales, mantequilla (moderada), sopas de verduras.

    Alimentos que contienen niveles moderados de purina, 50 a 150 mg cada 100 gramos, que los médicos suelen restringir a una porción por día: Carnes, arvejas, coliflor, hongos, espinacas, lentejas, pollo, espárragos, pescado (no mariscos), habas.

    Alimentos que contienen altos niveles de concentración de purina, aproximadamente 150 a 1.000 mg cada 100 gramos (intente evitar estos alimentos en caso de gota): Hígado, vino, sesos, riñón, anchoas, vísceras, mejillones, huevas de pescado, sardinas, cerveza.

     

    El tratamiento para la gota, aplicado adecuadamente, permite que la gente lleve una vida normal. Sin embargo, si esto no ocurre y la enfermedad pasa a gota crónica, hay riesgo de padecer algunas complicaciones importantes como: artritis gotosa crónica, cálculos renales, insuficiencia renal crónica, derivada de los depósitos de ácido úrico no eliminados por los riñones.

    Por esta razón, manténgase siempre en contacto con su médico para un correcto diagnóstico y tratamiento de la gota.

     

    Bibliografía

    Mayo Clinic. Gota. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/gout/symptoms-causes/syc-20372897

    Medline Plus. Gota. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000422.htm

    MSD. Gota. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-ve/hogar/trastornos-de-los-huesos,-articulaciones-y-músculos/artritis-por-pirofosfato-cálcico-y-gota/gota

    American Kindney Fund. ¿Cómo puedo controlar ataques de gota?. Disponible en: https://www.kidneyfund.org/en-espanol/enfermedad-de-los-rinones/complicaciones/gota/como-puedo-controlar-los-ataques-de-gota/

    Arthritis Foundation. Gota. Disponible en: http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/gota/

sotelo-diaz-wendyyyy
Inmunología y Reumatología

Wendy Guisela Sotelo Diaz

Jesús María y Camacho Seguro y Particular