Pasar al contenido principal
banner
Cirugía plástica y reparadora

Quemaduras: cómo identificarlas y tratarlas

Por: Dr. Favio Vinicio Urdaneta Rubio
30 de Diciembre · 1105 visitas
Comparte en:

Ante quemaduras de gravedad siempre se debe buscar la atención médica. Esto incluye quemaduras profundas en la cara, ingle o articulaciones. También si hay dificultad para respirar por exposición al humo.

 

Las quemaduras son daños a los tejidos de la piel causadas por la exposición al calor, fuego, al sol u otra radiación; el contacto con electricidad o ciertos químicos.

Algunas quemaduras pueden ser graves, causar daño celular, requerir hospitalización y causar la muerte.

Tipos de quemaduras

Hay 3 niveles de quemaduras:

  • Quemaduras de primer grado: afectan únicamente la capa externa de la piel, causando dolor, enrojecimiento e hinchazón.
  • Quemaduras de segundo grado: estas quemaduras afectan la capa externa y la subyacente de la piel, causan dolor, ampollas, hinchazón.
  • Quemaduras de tercer grado: afectan todas las capas de la piel. Este tipo de quemaduras pueden destruir los nervios y causar entumecimiento.

Complicaciones que pueden traer las quemaduras:

 

  • Sepsis: una infección bacteriana, que genere otra en el torrente sanguíneo.
  • La pérdida de líquidos.
  • Hipotermia: temperatura corporal peligrosamente baja.
  • Cicatrices.
  • Problemas óseos y articulares.
  • Problemas respiratorios por aire caliente o humo.

Tratamiento de las quemaduras

El tratamiento de las quemaduras va a depender de si son leves o graves.

Las quemaduras leves, en su mayoría, pueden tratarse en casa. Lo importante será:

  • Sumergir la zona quemada en agua fría durante unos 5 o 30 minutos para enfriar la zona.
  • Luego de lavarla, es importante cubrir la zona con una venda estéril y seca, esto protegerá la quemadura de fricciones.
  • Tomar ibuprofeno o acetaminofén.
  • Aplicar, una vez la zona esté fría, una pomada de antibiótico o aloe.

Cualquier duda, consulta a tu médico.

En el caso de quemaduras graves:

Lo primordial será:

  • Brindar los primeros auxilios apropiados: asegurarte de que la persona ya no esté expuesta a las llamas y que esté respirando (en caso de ser una quemadura muy grave).
  • Envolver a la persona en un paño o una sábana limpia.
  • Llamar a la central de emergencias o transportar al paciente al centro de atención más cercano.

En el caso de las quemaduras graves pueden requerir tratamiento médico u hospitalización. Sigue las instrucciones del equipo médico al pie de la letra.

Prevenir las quemaduras

La mayoría de las quemaduras ocurre en el hogar o el trabajo. Para prevenirlas son muchas las acciones que podemos realizar, entre ellas:

  • Estar atento a la cocina mientras estés cocinando y no poner los mangos de los sartenes u ollas hacia afuera.
  • Mantener todos los líquidos calientes fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Siempre tener los electrodomésticos lejos del agua.
  • Revisar la temperatura de los alimentos antes de darlos a un niño.
  • Si hay un niño presente, impedir su paso a la cocina mientras lo haces o a cualquier fuente de calor en casa.
  • Desenchufar las planchas cuando no estén en uso.
  • Cubrir los tomacorrientes que no utilices con tapas de seguridad.
  • No fumar en la cama o cerca de cortinas.
  • Asegurarte de tener detectores de humo que funcionen correctamente.
  • Tener un extintor de incendios en casa y saber cómo usarlo.

Frente a quemaduras de segundo y tercer grado lo mejor es acudir a la emergencia médica lo más pronto posible.

 

Bibliografía

MedlinePlus. Quemaduras. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000030.htm

Mayo Clinic. Quemaduras. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/burns/symptoms-causes/syc-20370539

Organización Mundial de la Salud. Quemaduras. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/burns