Pasar al contenido principal
banner
Ginecología y obstetricia

¿Qué son los miomas uterinos?

Por: Dr. Ivo Vlasica Rubianes
20 de Octubre · 774 visitas
Comparte en:

Los miomas uterinos son tumores benignos (no cancerosos) del útero. Son sumamente frecuentes ya que se estima que hasta un 25% de mujeres en edad reproductiva los tienen y casi un 40 % de mujeres debajo de los 50 años, habiendo estudios que revelan haberlos detectado hasta en un 70% de la población. Pueden ser únicos o múltiples en el útero.

Los miomas o fibromas pueden ser totalmente asintomáticos y muchas veces su diagnóstico es de manera accidental durante un examen pélvico o durante un examen ecográfico de rutina. Sin embargo, la mayoría de veces se asocian a dolor pélvico, sangrado menstrual abundante, menstruaciones prolongadas, sangrado vía vaginal intermenstrual, dolor con las relaciones sexuales, sensación de pesadez o percepción de una “masa".

No se conoce la causa por la cual se originan, pero sí se conoce que se desarrollan a partir de la propia clonación de un miocito (célula muscular del útero) que sufre una mutación somática y empieza a proliferar dando lugar al fibroma, con sus propios casos sanguíneos y receptores hormonales. Se acepta como factor de riesgo el antecedente genético/familiar.

Cuadro Clínico

Entre un 50 a 70% puede ser asintomático. Las manifestaciones clínicas son consideradas como complicaciones de los miomas según su localización en el útero y el tamaño; siendo el sangrado excesivo (hipermenorrea) el síntoma más frecuente, seguido por dolor o efecto de compresión, dependiendo de las dimensiones y peso del o los miomas. Puede haber así mismo, influencia de los miomas en la fertilidad, por lo que el manejo de éstos debe ser individualizado y valorar el riego vs beneficio de la cirugía.

Tratamiento

El tratamiento de los miomas debe ser orientado según la sintomatología de la paciente. Si bien es cierto, el tratamiento quirúrgico es lo único que asegura erradicar un mioma; si éstos son pequeños o asintomáticos puede llevarse a cabo un manejo conservador, expectante y con seguimiento clínico y ecográfico rutinario. El ideal del tratamiento médico debería ser la total regresión del mioma, pero dado que esta situación no se ha conseguido, en muchas circunstancias se utiliza para facilitar un segundo tiempo quirúrgico.

Existen tratamientos médicos que se han abandonado totalmente debido a su total ineficacia, por ejemplo, los progestágenos, el danazol, la gestrinona, los anovulatorios orales y los inhibidores de las prostaglandinas, que podrían mejorar los síntomas de sangrado más no el volumen o crecimiento de miomas.

Existen otro tratamientos conservadores con resultados variables, como el uso de GnRH ,la embolización de vasos arteriales uterinos, de manos del radiólogo intervencionista, con resultados diversos.

No existe un esquema uniforme para el tratamiento de los miomas. No todos los miomas requieren tratamiento quirúrgico; así como hay pacientes con miomas, que no deben postergar el manejo quirúrgico.

 

Otras notas que podrían interesarte...

Ver todos los contenidos