Pasar al contenido principal
banner
Dermatología

Efectos del estrés en la piel

Por: Dr. María Katherine Vallejo Suárez
19 de Abril · 573 visitas
Comparte en:

Recientes estudios aseguran que nuestra piel funciona como órgano emisor y receptor de la respuesta al estrés psicológico. Por esta razón funciona como un indicador visible de problemas emocionales.

De hecho, los pacientes con enfermedades dermatológicas tienen un 20% más de alteraciones emocionales respecto al resto de la población. Esto confirma la constante interacción entre la mente y la piel.

Esta respuesta conjunta podría explicarse debido al origen ectodérmico común de la piel y el sistema nervioso. Siendo este el caso, el estrés como un mecanismo de alteración emocional tiene una manifestación física en la piel.

Efectos del estrés en la piel

Múltiples condiciones neuroinflamatorias cutáneas pueden ser ocasionadas o agravadas por el estrés. Es el caso de afecciones como:

  • Psoriasis
  • Dermatitis atópica
  • Acné
  • Dermatitis de contacto
  • Alopecia areata
  • Prurito
  • Eritema.

Asimismo, el estrés psicológico representa un impacto negativo en la función de la barrera cutánea, haciendo más lenta la curación de heridas y acelerando el envejecimiento cutáneo.

Por lo anterior, es importante valorar la salud mental en nuestro día a día, tomar medidas para reducir el estrés como hacer actividad física o practicar hobbies, así como acudir al dermatólogo de inmediato en caso de presentar este tipo de afecciones cutáneas.