Pasar al contenido principal
banner
Dermatología

¿Cambios en la piel durante el embarazo?

Por: Dr. Carlos Fernando Rodriguez Flores
17 de Junio · 1054 visitas
Comparte en:

Los cambios hormonales son fundamentales en el proceso de gestación, sin embargo, tienen consecuencias para tu piel como manchas que requieren cuidados para minimizar un poco su impacto. 

Durante el embarazo, los cambios hormonales están a la orden del día, y parte de estos cambios estimulan el aumento de la melanina, que es la sustancia natural que aporta el pigmento, causando manchas en la piel. 

Los 3 tipos de afectaciones más comunes que verás en tu piel durante el embarazo son: el melasma, manchas marrones en tu cara; la línea nigra, una línea oscura que verás en tu abdomen; y las estrías, una líneas rojizas, blancas o púrpuras que podrán aparecer en abdomen, senos, nalgas o muslos. 


Manchas en la piel durante el embarazo


Entre los cambios dermatológicos que se viven durante el embarazo se encuentran:


Melasma o cloasma gestacional


El cloasma o melasma gestacional se refiere a una alteración de la pigmentación cutánea que afecta a mujeres embarazadas, especialmente en el rostro 

Estas manchas en la piel, ocasionadas por el aumento de melanina, aparecen en el 70% de las mujeres gestantes y, aunque no representan ningún peligro, ameritan cuidado para prevenir su empeoramiento.

¿A qué se debe el aumento de melanina? Especialmente a la subida de estrógenos y progesterona en el cuerpo de la embarazada, lo que aumenta la síntesis de melanina, y hace que la piel se oscurezca.
Las manchas en la piel se originan mayormente en el rostro: frente, mejillas y zona del labio superior. Suelen tener un color marrón y desaparecer gradualmente después del parto.

Es importante que te protejas del sol correctamente para minimizar estas manchas en la piel durante el embarazo. 


Línea nigra

La línea de embarazo, conocida como línea nigra, es una línea oscura que se desarrolla en tu vientre a medida que avanza tu embarazo.

No es esencialmente negra, como su nombre indica, sino marrón oscuro. No tiene más de un centímetro de ancho y va distribuida de modo vertical desde tu pubis hasta el ombligo.

Esta línea que es, básicamente, una mancha en la piel de tu abdomen, aparece debido al aumento de la hormona estimulante de melanocitos por parte de la placenta, y suele desaparecer posterior al parto.


Estrías de distensión

Las estrías aparecen en casi todas las mujeres durante la gestación, especialmente en las zonas que más crecen durante ese período: abdomen, nalgas, mamas, muslos e ingles, debido a la distensión que sufre la piel durante esos meses. 

Suele existir una predisposición familiar y se pueden minimizar tomando las siguientes precauciones:
⦁    Evitando subidas bruscas de peso
⦁    Hidratando correctamente la piel 
⦁    Y aplicando cremas con derivados de la vitamina A posterior al parto.
Consulta con tu médico tratante o con un dermatólogo que pueda guiarte en el cuidado de tu piel en el período gestacional. Consigue un especialista de Clínica San Felipe aquí.